Iglesia de  Santa María de las Gracias

Fundada en 1463 por los Padres Dominicos de la Observación, provenientes de Pavía, dirigió los trabajos de su construcción (Iglesia y convento) el arquitecto suizo Guiniforte Solari. El duque de Milán, Ludovico el Moro, deseaba destinar el edificio a mausoleo de familia y por esto encarga su restauración a Leonardo da Vinci y a Donato Bramante, pero su mujer, Beatriz de Este, muere prematuramente y, en 1500,  cae prisionero de los franceses por lo que dicho monumento no se llevará a cabo. En 1538 se transfiere el Tribunal de la Inquisición proveniente de la Iglesia cercana de San Eustorgio. Y en 1799 con la llegada de los franceses se suprime el orden de los dominicos de Santa María de las Gracias transformando el convento en cuartel.

Retornan los dominicos en 1911, por voluntad del Cardenal Ferrari y en el período de la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos la perjudican, salvándose por milagro la Tribuna construida por Bramante y la Última Cena de Leonardo da Vinci (pintada en el refectorio del convento dominico).

 

La fachada de dos aguas presenta un portal con pórtico avanzado y en su interior tres naves cubiertas por bóvedas de cruceros y divididas por columnas de granito. Decorada por Butinone y Montorfano muestra decoraciones de santos dominicos y otros elementos. Las capillas de la izquierda están totalmente reconstruidas porque fueron destruidas por los bombardeos de 1943, en vez, las de la derecha, aunque restauradas, son originales. Se distingue la cuarta con frescos de la pasión de Cristo del artista Gaudenzio Ferrari.

En fondo, Bramante después de haber demolido el ábside de Solari, construyó un gran cubo cuyo lado coincide con la longitud de las tres naves. Erigida la Tribuna, la decoró con grafitos sobre pared blanca y con motivos recurrentes de la rueda radiante.

GUIA TURISTICA MILAN

Deborah Ballarini

Habilitación N. 008/2010

P. IVA.: 07809870962

© 2012 milanoamilano.com

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Twitter
  • Instagram