La Biblioteca Braidense 

La Biblioteca Nacional Braidense es una de las bibliotecas públicas más grandes de Italia. Para acceder hay que subir una escalera de honor, desde la calle Brera 28, donde se encuentra también la Pinacoteca de Brera. Consta de varias salas, entre las que se destaca la sala María Teresa, nombre que deriva de la emperatriz María Teresa de Austria, fundadora de la Biblioteca. Tiene una capacidad de 180 asientos y presenta un retrato de la emperatriz pintado por Agostino Comerio. Valiosa es la estantería de la sala, diseñada por el arquitecto de corte austríaca, Giuseppe Piermarini, hecha en madera de nogal. Hay grandes arañas del siglo XVIII, de cristal de Bohemia.

Otra sala es la de la lectura, conocida como la sala jesuítica, o teológica por haber sido el estudio de jesuitas. Está abierta a todos los usuarios que quieran consultar los trabajos monográficos y periódicos de la biblioteca. Tiene capacidad para 80 lectores.  

Otras salas son las de la consultación para 35 lectores, la de los manuscritos, la de  los catálogos para acceder a los préstamos y diferentes catálogos que están disponibles.

La Biblioteca tiene dos dislocaciones exteriores a la de Brera: la Mediateca Santa Teresa que conserva los archivos de multimedios (incluso bobinas de microfilmes) y la Oficina de Recursos Fondos Musicales, ubicada en el Conservatorio de Milán para la catalogación nacional de la música e informaciones relativas al material musical en Italia y en extranjero.

La Biblioteca Braidense se formó a partir del núcleo de libros de la Biblioteca de Carlo Pertusati en 1770. Fue un político y bibliógrafo italiano. Con el tiempo se amplió con una infinidad de volúmenes recibidos por herencia y donaciones como la biblioteca del naturalista y médico suizo Albrech von Haller (conocida como Fondo Haller), los libros del Cardenal Durini, la biblioteca de la Casa de la Moneda de Milán hasta alcanzar la cifra de más de un millón de títulos. 

Tiene además dos mil incunables, como también manuscritos, entre los que resalta, entre otros, el Hexaemeronde San Ambrosio del siglo XI y dos mil códigos de los siglos XIII y XIV. Consta también de una importantísima hemeroteca.

Una de las muchas joyitas que conserva esta biblioteca es la colección de libros y manuscritos del escritor italiano Alessandro Manzoni (Fondo Manzoniano). 

GUIA TURISTICA MILAN

Deborah Ballarini

Habilitación N. 008/2010

P. IVA.: 07809870962

© 2012 milanoamilano.com

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Twitter
  • Instagram