Galería Vittorio Emanuele II

Recorriendo la Galería Vittorio Emanuele II de punta a punta se perciben sensaciones particulares, únicas, sorpredentes. Lo que se percata agrada a nuestros sentidos; un salón muy decorado hecho de hierro forjado, vidrios y mármoles. Diseñado para permitir que nuestra imaginación se extasie entre los letreros de las tiendas adosadas que desfilan en uniforme, documentando al transeúnte de lo que ha sido y de lo que todavía sigue siendo. Un pequeño mundo incluido en el centro deMilán donde tiendas, restaurantes y bares comparten la atmosfera de un tiempo pasado.