Gastronomía

Arroz con azafrán

Es el plato más clásico de la cocina milanesa. El color amarillo-oro que le confiere el azafrán lleva en sí una leyenda que está relacionada con la Catedral. Se acompaña con el ossobuco.

 

Ossobuco

Corte de carne con hueso y médula cocinado estofado con mantequilla y vino, al que se le añade un aderezo  típico milanés llamado “gremolada”. Se acompaña con arroz.

 

La Milanesa (cotoletta)

Es carne de ternera empanada y frita con mantequilla.

 

Cassoeula

Plato compuesto por carne de cerdo, costillitas, salchichas, corteza , todo estofado con repollo.

 

Panettone

Es el rey de los dulces milaneses. Está compuesto por una pasta de harina fermentada  con levadura, mezclada con uvas pasas y fruta confitada. Encierra en su nombre una antigua leyenda que tiene como protagonistas un duque, un cocinero y su ayudante.

Hay restaurantes en Milán donde es posible comer manjares típicos deliciosos, que es posible descubrir con una visita guiada de la ciudad de Milán.